Inventario_Ph Paola Alonso_01.jpg
Inventario de un jardín que arde
Sábado 16 de junio/22hs | Cajamarca
Tras  un breve paréntesis, en junio vuelve a escena "Inventario de un jardín que arde", obra de dramaturgia grupal dirigida por Verónica Manzone y Agustina Tornello. Un trabajo realizado íntegramente por mujeres que indaga en diversos temas desde una mirada femenina. Se verá los sábados 16 y 23, a las 22, en Cajamarca.
 
 
Fragmentos de mujeres, mujeres diciendo fragmentos; hablando de sí mismas y de otras, con palabras propias y ajenas. Con esta fibras está tejida la trama de Inventario de un jardín que arde, obra estrenada en 2017 con gran recepción del público. Luego de una primera temporada con todas sus funciones a sala llena, a principios de abril volvió a a la sala Cajamarca y repitió el suceso. Con recorrido escénico, en junio Inventario vuelve a escena para continuar su segunda temporada (sábados  9, 16 y 23, a las 22).
 
"La obra es una gran pregunta sobre qué es ser mujer y qué es ser actriz, sin una respuesta unívoca sino con miles", explican, Manzone y Tornello, sobre cuáles fueron los disparadores del intenso proceso de dramaturgia grupal que encararon, durante dos años, junto las actrices Giuliana Mattiazzo, Sara Spoliansky, Belén Leyton, Anabel Quintana, Scarlett Morales Contreras, Natalia Di Marco.
 
Noticias, fragmentos de obras, poesías, testimonios, un cuento de hadas (Barba Azul, de Charles Perrault) y un texto feminista conforman la materia escénica de este trabajo en el que no hay personajes ni historias sino el abordaje de diversos tópicos como el dolor, el amor, el miedo y el teatro. "Estos textos fueron resignados y reescritos, durante un proceso creativo en equipo en el que hubo discusiones y consenso". Es que, en el montaje también aportaron su mirada Maria José Delgado y Katherina Morales (escenografía), Valeria Gómez (vestuario) y Paola Alonso (diseño gráfico y fotos).
 
Ahora bien, aunque Inventario de un jardín que arde abre sus signos de interrogación desde una mirada femenina, no es una obra de género. "Por el contrario, está abierta a múltiples interpretaciones", detallan Manzone y Tornello, quienes, con este trabajo, suman su voz a una nueva generación de directoras que está emergiendo en escena mendocina y de la cual forman parte Carolina Duarte, Lila Medina y Magda Lucero, entre más.
 
Inventario de un jardín que arde es una obra apta para mayores de 13 años.