cesarweb02.jpg
César debe morir
Paolo Taviani y Vittorio Taviani | Drama

TITULO ORIGINAL: Cesare Deve Morire.

ORIGEN: Italia (2012).

DIRECCIÓN: Paolo Taviani, Vittorio Taviani.

INTERPRETES: Fabio Cavalli, Salvatore Striano, Giovanni Arcuri.

GENERO: Drama.

DURACION: 76 Minutos.

Los grandes directores italianos de clásicas películas de la historia del cine como Padre Padrone (1977) y Kaos (1984), nos acercan con César debe morir (Cesare deve morire, 2012) un relato sobre la libertad, al representar la obra Julio Cesar de William Shakespeare por un grupo de presos de máxima seguridad.

Crítica:

Una nueva colaboración de los directores italianos Paolo y Vittorio Taviani significa una cita obligada al cine, no porque todas sus películas sean buenas, sino porque seguramente alguna sorpresa en la apuesta aparecerá. En esta oportunidad, hay una homogeneidad muy interesante entre una obra clásica de Shakespeare con la interpretación, como si fuese un documental, de un grupo de presos. Una propuesta exquisita de comienzo a fin.

 

El relato se centra en un conjunto de convictos que son invitados a participar de la elaboración de la obra de teatro "Julio César" para presentarla en la prisión. Las personas van metiéndose en sus personajes, permitiéndole al espectador disfrutar de una diferente y original manera de ver un clásico de la literatura inglesa.

 

La cinta comienza, luego de un prólogo a colar con la introducción de cada personaje a la prueba que tomaron para la elección de los roles de la obra y con un pequeño perfil de cada convicto. Así como si fuese un documental filmado en la prisión, esta película presenta una muy bien lograda originalidad en la manera en la que se decidió representar el trabajo de Shakespeare, con mucha intensidad en las interpretaciones y con la rusticidad escénica propia de los pasillos, celdas y patios de la cárcel.

 

Toda la representación de la obra, salvo por el final, está en blanco y negro. La fotografía le aporta mucha fuerza al relato, al igual que los sutiles movimientos de cámara y los diferentes errores que los personajes van teniendo al ensayarla. Al mismo tiempo, la historia se va encarnando en cada rol, no solo al interpretar el guión, sino al aportar diferentes experiencias personales que complementan los escritos y le dan un espíritu mucho más libre e intenso a la narración. Una propuesta muy original, con un desarrollo que no tiene desperdicios.

 

Al principio los convictos empiezan a interpretar sus papeles sin una introducción previa por parte de cada uno de ellos, obligando al espectador a tener conocimiento, por lo menos al comienzo, de cómo es la historia y cómo son esos roles. Con rapidez, mientras el conflicto de la historia se va desarrollando, esto se revierte, representando una narración igual de fuerte que la original, solo que interpretada por prisioneros, cuestión que se olvida rápidamente.

 

La calidad de las actuaciones aquí presentadas es maravillosa. El elenco logró que cada identidad se luzca y que cada fragmento de la historia esté dotada de la intensidad necesaria como para movilizar al espectador. La escena de la muerte de César, o esa situación en la que se mezcla la obra con la historia de dos de los convictos, son lo mejor de la película, dos claros ejemplos de la expresión y de la potencia que los intérpretes le brindaron al relato.

 

"Cesare deve Morire" es una propuesta diferente, contada en su mayor parte en blanco y negro. Una película basada en los textos de Shakespeare, contada de manera original, con intérpretes inusuales y con una decisión por parte de los directores muy clara. Una muy buena película, para disfrutar de un clásico de la literatura que se siente sorpresivamente bien interpretado en una prisión. No se la pierdan.

Trailer