bef01web.jpg
Before Watchmen
22.07.2013 | Varios

La precuela de Watchmen, el cómic de superhéroes más famoso, polémico e influyente de los últimos 30 años, convertido en un clásico instantáneo desde su publicación, en 1986, y reeditado incansablemente desde entonces. Una joya que ganó numerosos premios. Ahora, con el desprecio de su creador (Alan Moore) nos llegan siete series limitadas (una por cada personaje protagonista, más la que reúne a los primeros vigilantes, los Minutemen).

El pasado 1º de febrero de 2012, desde su página web, DC Comics oficializó el lanzamiento de Before Watchmen, el proyecto compuesto por ocho títulos que se proponen expandir el universo creativo inaugurado por Alan Moore y Dave Gibbons en la fundacional Watchmen.

 

“Después de veinticinco años, los Watchmen se han transformado en personajes clásicos a los que les ha llegado la hora de protagonizar nuevas historias a ser contadas. Hemos buscado a los mejores guionistas y dibujantes de la industria para construir sobre la compleja mitología del original”; decían desde DC Comics.

 

La controversial movida no cuenta con el apoyo de Alan Moore, aunque ha sido defendida por Gibbons: “La serie original de Watchmen es la historia completa que Alan Moore y yo queríamos contar. De todas maneras, entiendo las razones de DC para llevar adelante esta iniciativa y el deseo de rendir tributo a nuestro trabajo que moviliza a los dibujantes y los escritores involucrados. Ojalá que estas nuevas adiciones tengan el éxito que esperan”.

 

Ambientada temporalmente antes de los eventos narrados en la miniserie original, Before Watchmen está compuesta por siete miniseries y un especial final que servirá de cierre: Before Watchmen: Epilogue.

 

Todas las revistas cuentan con una historia complementaria de dos páginas titulada Curse of the Crimson Corsair, escrita por Len Wein y dibujado por John Higgins, el colorista de la serie original, inspirada en Tales of the Black Freighter, el "relato dentro del relato" aparecido en el Watchmen original. El cuerpo de miniseries está compuesto por Rorschach (4 números), a cargo de Brian Azzarello y Lee Bermejo; Minutemen (6 números), por Darwyn Cooke; Comedian (6 números), por Azzarello y J.G. Jones; Dr. Manhattan (4 números), por J. Michael Straczynski y Adam Hughes; Nite Owl (4 números), por Straczynski, Andy Kubert y Joe Kubert; Ozymandias (seis números), por Len Wein y Jae Lee; y Silk Spectre (4 números), por Darwyn Cooke y Amanda Conner.

 

¿El mejor cómic de todos los tiempos?

 

Creado por el guionista Alan Moore y el dibujante Dave Gibbons, la serie pretendía ser, según palabras del propio Moore: "como el Moby Dick de los superhéroes" y contaba la historia de un grupo de ellos, los Minutemen, que surgían en los años 1940 y 1960, para ayudar a los Estados Unidos, entre otras cosas, a ganar la Guerra de Vietnam.

 

Después caían en desgracia, siendo declarados ilegales, mientras el país, gobernado por Richard Nixon (durante décadas), se enfrentaba a una posible guerra nuclear con la Unión Soviética. Pero el asesinato de uno de ellos (El Comediante) los volvía a reunir, junto a algunos de sus hijos, para intentar evitar esa guerra que podía acabar con el mundo.

 

Una historia con más luces que sombras, cuyo desarrollo era un mecanismo de relojería perfectamente engrasado y que, a la vez era todo un homenaje al género de superhéroes. Algo así como El Quijote de los superhéroes. Y que, junto a El Caballero Oscuro, la versión de Batman de Frank Miller, parecía presagiar un nuevo rumbo para el cómic norteamericano.

 

Fuente: Medios

Alternative content