dofwolverineweb01.jpg
Death of Wolverine
03.09.2014 |

La casa de las ideas sorprende una vez más con la muerte de Wolverine. La mini serie de cuatro números nos mostrará al mutante favorito de todos enfrentar su última cruzada contra sus peores enemigos. Sin factor curativo, esta máquina de matar deberá encontrar la forma de hacerle frente a esta nueva amenaza, y evidentemente, las cosas van a tomar un giro inesperado.

Desde su creación en 1974 Wolverine ha evolucionado de ser un personaje menor a uno de los rostros más reconocidos y aclamados del Universo Marvel. Cuarenta años han pasado desde su primera aparición en The Incredible Hulk, y con ello, muchos cambios han sido introducidos en el mutante de Arma X. De hecho, desde hace un año exactamente que los artistas Paul Cornell y Alan Davis decidieron quitarle su tesoro más preciado: su factor curativo.

 

Desde que Logan se volvió mutante Omega gracias a Magneto, y por ello virtualmente indestructible, los lectores comenzaron a perder el interés en el personaje, aunque parezca increíble. Es por eso que con el objetivo de darle nueva vida a Logan, el equipo creativo integrado por Paul Cornell y Alan Davis no tuvo mejor idea que removerle su poder regenerativo en el arco de Drowning Logan (Wolverine #6 y #7). En dicha historia se cuenta como un virus auto-consciente extra-dimensional se infiltra en el cuerpo de Wolverine dejándolo sin poderes.

 

Wolverine pierde su factor regenerativo y en consecuencia cambia su estilo de vida. Ahora Logan ha decidido dejar de lado sus responsabilidades en el instituto Jean Grey y volver a su vida de ermitaño.

 

Mientras vaga por ahí muy pronto conoce al jefe criminal The Offer (El Ofertador), un hábil negociante que convence a Wolverine de laburar a su lado. Ahora nuestro salvaje amigo camina del lado oscuro de la fuerza. Debido a su nueva condición de mortal, Logan ahora debe prepararse de otra manera para enfrentar las adversidades y vivir para contarlo. El nuevo Wolverine no utiliza más sus garras de hueso sino que empleará unas sustitutivas de acero que salen mecánicamente de sus muñecas. Eso siempre y cuando no tenga a mano sus armas de fuego: así es, el nuevo Wolverine utiliza armas de fuego.

 

También dispondrá de una armadura especial que ofrece mayor protección, y esto se debe evidentemente al hecho de que ya no puede regenerar su salud. Otra faceta que ha sufrido un gran cambio es la vieja estrategia de Wolverine para la batalla, los días de lanzarse frenéticamente al frente de lucha han terminado y ahora deberá pensar sus movimientos dos veces si no quiere acabar descuartizado, incinerado, empalado o todo al mismo tiempo.

 

Pero no bastó con quitarle su factor curativo ni volverlo un villano, ahora sabemos que Wolverine dejará el mundo de los cómics (y seguramente volverá en un tiempo, pero shhh).

 

Así al menos lo ha anunciado el panel oficial de Marvel en la última C2E2 (convención de Chicago) cuando el dibujante Steve McNiven presentó en forma pública lo que será la impactante portada de Wolverine #12.

 

El nuevo storyline se llamará Three Months to Die (Tres Meses Para Morir) y abarcará desde el número #8 hasta el #12 de la actual serie de muestro cumpa con garras. Cada uno se enfocará en diferentes períodos de la vida de Logan, desde sus confusos orígenes hasta la refundación del Instituto Jean Grey.

 

Desde que perdió su factor curativo, Logan ha tenido que lidiar con este problema en el más absoluto de los secretos, algo que con el paso del tiempo ha sido cada vez más difícil. De hecho, Three Months to Die comienza cuando los enemigos de Logan toman conocimiento de esta debilidad. Suponemos que esto sucede debido a las nuevas alianzas de Wolverine con el mundo de los villanos, aunque no hay mayores pistas.

 

Todo comenzara a resolverse en el mes de septiembre, ¿habrá resurrección?

 

PD: ¡Obvio que vuelve!

 

 

Fuente: Medios

Alternative content