asesinowebprincipal.gif
Yo, asesino
17.03.2015 | Antonio Altarriba - Keko Godoy

Enrique Rodríguez es profesor de Historia del Arte en la Universidad además de estar a punto de convertirse en una figura destacada en su campo  cultiva una extraña afición a la que le gustaría dedicarse a tiempo completo: el asesinato como forma de arte.

Yo, asesino es uno de los cómics imprescindibles del 2014 y arrasará en los premios de este 2015. Sus autores son dos de los grandes del cómic español, el guionista Antonio Altarriba (Premio nacional de Cómic por El arte de volar) y el dibujante Keko (La potectora), un maestro del suspense.

 

El protagonista del comic es Enrique Rodríguez, un profesor universitario que a sus 53 años está en el apogeo de su carrera académica. Ha alcanzado un gran prestigio en su campo gracias a liderar un grupo de estudio sobre la crueldad en la pintura occidental, en el que se analizan obras de Goya, Munch y Bruegel, entre otros. Reside en un País Vasco de antaño, marcado por el terrorismo de ETA.

 

 

Pero Enrique es un maestro. Cada vez que se desplaza a alguna convención o viaje de negocios promulga su arte. Su secreto. Lleva años ejecutando asesinatos por toda Europa sin levantar sospechas. “Matar no es un crimen, matar es un arte” promulga.

 

Cada uno de sus asesinatos es una obra de arte inspirada en una técnica específica que marca su impecable trayectoria como artista.

 

El protagonista se dedica en las páginas del comic no solo a mostrarnos su rutina asesina y sus preparativos, sino que profundiza en todo aquello que sus actos suponen: está al tanto de que lo que hace produce dolor, pero el disfrute es mucho mayor. Enrique es un profesional que disfruta de lo que hace y que no le busca ninguna justificación.

 

 

Yo, asesino no se trata únicamente de asesinato. Altarriba se mete muy de lleno en el papel del protagonista y por eso mismo lo asemeja a su propia situación (recordemos que Altarriba es profesor de literatura francesa en la universidad del País Vasco): al igual que Enrique busca el arte en el asesinato, Altarriba lo busca creando un guión cruel y sincero sobre las posibilidades de matar.

 

 

 Además, la obra proporciona un contexto a todo lo que rodea al asesino y al asesinato: el nacionalismo vasco, las relaciones familiares y la ambiciosa carrera en ascenso y las luchas intestinas que llevan a cabo todos aquellos que buscan un puesto mayor en su carrera, en este caso la universitaria. Por su parte, los lápices de Keko entienden la onda a la perfección con la historia: el blanco y negro sin grises y la aparición del rojo para la sangre.

 

Yo, asesino es una inteligente reflexión sobre la ambigüedad de la moral humana en forma de thriller perverso. Una de las historias más logradas del 2015, digna de recomendar.

 

 

Fuente: Medios

 

Book trailer "Yo, asesino". Novela gráfica. Antonio Altarriba / Keko Godoy from AltarribaAlbajar on Vimeo.