roman.jpg
Nota: Gonzalo Ruiz   |  Foto: Medios
Juan Román Riquelme
10/2/2015 | Mendoza Capital

Se retiró el último enganche, un jugador que rompió todos los moldes.

 

 

 

Riquelme es la infancia con zapatillas rotas

Es jugar un picado en la calle hasta que anochece

Es la esquina del barrio con tus amigos

 

Riquelme es no tener miedo

Es pisar la pelota cuando el partido está chivo

Es saber que ni el Real Madrid es imposible

 

Riquelme es la cadencia lenta de un tango

Es un jugador que volvió del pasado

Es la pausa en el medio del caos

 

Riquelme es conocer las verdades del fútbol

Es besar la pelota antes de patearla

Es sonreírle a un pibe en un córner

 

Riquelme es ejercer el poder en Boca

Es ser más importante que el presidente

Es que te elijan por sobre Maradona

 

Riquelme es la contracultura

Es un antisistema que no se vende

Es no transar con la barra

 

Riquelme es saber qué decir y cuándo

Es saber qué callar y por qué

Es no tener nunca puesto el cassette

 

Riquelme es el asado del domingo

Es la alegría de la vieja

Es compartir con la familia

 

Riquelme es lo que nos quedaba del siglo XX

Es un fútbol que murió hace rato

Es añorar lo que ya no vendrá

 

Riquelme es la dulzura de la nostalgia

Es la melancolía de un atardecer

Es una canción triste que suena lejos

 

Riquelme es jugar por jugar

Es deleitar los sentidos

Es ser feliz en una cancha

 

Riquelme es,

por sobre todas las cosas,

lo que vamos a extrañarlo

Alternative content