Boch-1.jpg
Enrique Sobisch en el Le Parc
20.05.2018 | Mendoza
Desde ayer puede recorrerse la obra retrospectiva de uno de los artistas mendocinos más reconocidos en el mundo.
Bajo el nombre La línea no existe, la muestra retrata los cambios de estilo por los que fue pasando Sobisch, a lo largo de su carrera e intentará, principalmente, rescatar su figura como artista intelectual. Podrá visitarse hasta el domingo 1 de julio, en el Espacio Cultural Julio Le Parc.
 
 
Tras realizar en exhaustivo relevamiento de la producción del artista, la Secretaría de Cultura, en conjunto a la esposa de Sobisch, Marta Migliavacca, puso en valor la obra del artista sanrafaelino.
 
 
Una de las políticas fundamentales de la gestión se centra en la recuperación y puesta en valor de la obra de referentes locales que dejaron su huella en la cultura mendocina y que, además, pudieron trascender las fronteras, siendo representantes indiscutidos de nuestra provincia, en diversas áreas. Ese es el caso de Enrique Sobisch.  
 
En un trabajo de rescate de la inmensa producción pictórica de Sobisch, se realizó el fichaje y relevamiento fotográfico de la colección, a cargo de Pablo Chiavazza y Eduardo Dolengiewich. Posteriormente, se acondicionaron las obras para su exposición.
 
 
Según Chiavazza, “esta muestra constituye un recate del olvido, una suerte de vuelta de Enrique Sobisch a su Mendoza natal, luego de muchos años. Es un justo homenaje a uno de los más destacados artistas que aquella memorable bohemia mendocina supo dar al país y el mundo”.
 
 
De la inauguración participaron el Secretario de Cultura, Diego Gareca; funcionarios de la cartera; familiares del artista; referentes culturales de la provincia y amantes de las artes, quienes quedaron impactados con las obras expuestas a modo de linea del tiempo, que muestra los "diferentes Sobisch".
 
 
Gareca agradeció a la viuda del pintor por "permitirnos acceder a una obra tan amplia y por haber sido la custodia de un legado tan importante para la cultura de Mendoza y el país, teniendo en cuenta que gran parte de la colección, hoy relevada, se encuentra en la casa de Marta."
 
 
De San Rafael al mundo
 
Sobisch nació en San Rafael, en 1929 e inició sus estudios en la Academia Superior de Artes Plásticas de la Universidad Nacional de Cuyo y, simultáneamente, en la Escuela Provincial de Bellas Artes. Compartió sus estudios con pintores mendocinos como Carlos Alonso, con quien se disputaban el título a mejor dibujante de la provincia.
 
 
En su etapa inicial, abordó el cubismo, el tachismo y el fauvismo. Realizó su primera exposición en 1953, en la Ciudad de Mendoza y le siguieron decenas de muestras individuales y colectivas, tanto en el exterior como en Argentina.