Nota: Sebastián Franks   |  Foto: Carla Asaguatte
20 Lunas de Soledad
28.09.2016 | Arena Maipú
Sole01.jpg

La Sole inició la gira de sus 20 años de carrera y presentó su espectáculo en el Arena Maipú y pa´ variar un poco de lo habitual, nos dimos una vuelta por el casino.

¿Por dónde empezar? Me surgen más preguntas que respuestas a la hora de intentar hacer una crónica o crítica de algo que no es mi palo, o si, en cierta medida. Una de las reglas clásicas del periodismo dice que “no se debe escribir en primera persona…. Que es más importante el hecho que la opinión” pero, por más solapada que ésta intente ser, siempre existe, toma color y postura en cada detalle, en cada adjetivo y comentario. A fin de cuentas, preferimos hacer evidente la crítica y nuestra mirada que pasarnos por algo que no somos.

 

Preámbulo necesario para nuestros lectores presos de la incuticia.

 

La Sole comenzó la gira por sus 20 años con la música en Mendoza. Fue la primera presentación de este espectáculo que llegará al Luna Park, en Buenos Aires, como el punto más importante en su itinerario musical. La cantante que no para de buscar su aporte a la música popular se presentó en el Arena Maipú dando un elocuente recital, lleno de voces, letras y recuerdos que atraviesan toda su trayectoria. Difícil tarea de poner todo eso en un show pero que, a manera de tributo y de reconocimiento, fue armado desde la gratitud y la admiración que generan en los artistas del folclore y la música popular figuras de altísima valoración como la Negra Sosa y Horacio Guaraní pero que también intentó ser un regalo para todos aquellos fanáticos y seguidores de Soledad, en estos 20 años de carrera, en la que siempre ha tenido el acompañamiento y la fidelidad de su público.

 

 

El Show que dio la Sole tuvo de todo, en un abanico de colores y momentos que intentaron no dejar a nadie sin lo que esperaban del espectáculo; temas de cada uno de sus discos, en sus diferentes proyectos, canciones de la Sole en su primera etapa, la del Huracán de Arequito  hasta temas de “Raiz” (su última placa de estudio), pasando por su participación en “Cantora”, el disco de la Negra Sosa y sus canciones más populares. Resumir musicalmente 20 años de canciones resulta complejo pero más dificultoso aún es acertar en todo.

 

Los años sobre el escenario, la experiencia como presentadora y conductora de TV han hecho de la Sole una artista muy completa, un personaje al que no le pesa la exposición y que da la sensación de tener siempre al público entre sus manos. Dotada de un carisma impresionante Soledad se toma el tiempo necesario para relatar historias y anécdotas vividas durante estas dos décadas, de mimar a sus seguidores y de reconocer el esfuerzo de la gente por acompañarla en cada una de sus presentaciones.

 

La puesta en escena tiene mucho de noche, de luna y de estrellas. Una Luna gigante en la parte superior derecha del escenario sirve de pantalla para proyectar recuerdos y personajes que influyeron en la carrera de la Sole peo que, al mismo tiempo, sirven de referencia para ubicarla siempre, para darle un marco al show, para llamar la atención sobre algo que pasa en el escenario. Por allí pasan los cuadros de bailarines que acompañan y dan movimiento pero también son las notas que embellecen cada melodía.

 

 

La Sole acapara todas las miradas y es el centro de atracción del espectáculo pero el show es mucho más que eso, es un montón de gente adelante y atrás de escena, es una banda de músicos de altísimo calibre que no fallan a la hora de interpretar cada canción y que se vuelve protagonista de un show muy laburado de antemano, con momentos de altísimo vuelo.

 

El recital duró poco más de dos horas en las que el público se mostro tibio y callado, durante varios momentos de la noche, pero que alcanzaron para retener a su estrella en el escenario y hacerla regresar en un par de ocasiones. Mezcladito de 10 canciones en 7 minutos para la despedida cumplieron la cuota de temas que no podían faltar.

Video Clip