Nota: Nico Silvestrini   |  Foto: Marcos Doña
Eruca Sativa en el N8 (o como noquear la rutina dominguera)
09.05.2017 | N8 Estudio
Contra-Eruca.jpg

El N8 volvió a estallar de la mano de Eruca Sativa. Noche de pogo garantizado.

Hay cosas que son clásicas de los domingos. El futbol, el asado, la familia y por sobre todas las cosas que es el día mas bajonero de la semana. Para romper un poco con esa típica tibieza dominguera, Eruca Sativa volvió a la provincia y detonó el N8

 

El asunto arranco con los pibes de Algún Grito (que la rompieron toda en mil pedazos, con Lula como invitada en un tema) y después llegaron los King Llama (otros que no tuvieron piedad y arrasaron con todo) y la modorra dominguera empezaba a desaparecer a fuerza de buena música y alguna que otra birrita.

 

 

Para cuando salió Eruca, el ambiente ya estaba caldeado y listo para terminar de sacudir las últimas horas de vida del domingo. Barro y Fauna es la placa que están presentando, y con los dos primeros del disco arrancaron (Intropía y Abre puertas) y ya todo estaba dicho, iba a ser una noche intensa.

 

Barro y Fauna fue obviamente la columna vertebral del set, pero no faltaron los ya clásicos de la banda. Sonaron Paraíso Retro, Fuera o más allá, Para Nadie, Para que Sigamos Siendo entre otros. Hubo lugar para un par de covers de temas tremendos de nuestro Rock como son Corazón Delator de Soda Stereo y Despiértate Nena de Pescado Rabioso,  “Vamos a hacer algo inédito”, dijo Lula, “vamos a hacer que un yankee toque Spinetta” al tiempo que presentaba al violero de King Llama, que hizo un solo descomunal en el tema del flaco.

 

 

A mitad del show Lula tomó la palabra y antes de hacer Amor Ausente (que canción hermosa por dios!!) Y aprovecho para decir una palabras en relación al tristemente célebre 2X1 “Memoria chicos, nunca dejen de tener memoria, es una cagada que asesinos vayan a tener la posibilidad de caminar libres por la calle” Un momento especial de la noche, que fue sin lugar a dudas uno de los más emotivos del show.

 

 

De ahí en adelante el show entró en su recta final, pero nunca bajo de ritmo. Como siempre lo cerraron con contundencia Magoo y Queloquepasa fueron parte del gran final, que terminaron de arrancar los últimos pogos de la noche. Misión cumplida, la rutina dominguera había caído por nocaut.

 

Me resulta difícil “criticar” o “analizar” fríamente el show de una banda que me gusta mucho, por eso no lo voy a hacer (?). He tenido la suerte de verlos la mayoría de las veces que estuvieron de visita en la provincia, y lo único que puedo decir, es que no paran de mejorar.

 

 

Es notable la evolución (una palabra que viene acompañando firme el crecimiento del grupo) tanto sonora como profesional de la banda,  arriba y abajo del escenario. Son además uno de esos grupos que hay que ver en vivo para entender ese crecimiento, porque la experiencia de estar viéndolos tocar y sonar de la forma en que lo hacen, no hace más que confirmar el gran presente de la banda. En fin, es un tremendo Power Trío que nunca me voy a cansar de recomendarle a la gente que vea en directo.

 

 

Ahora solo queda repetir el deseo que siempre queda flotando después de cada visita de Eruca… Vuelvan pronto!! Que todavía nos quedan muchos domingos por noquear. 

Video Clip