Nota: Analia Martin   |  Foto: Marcos Doña
A Tu Invencible Luz Mi Amigo
13.07.2018 | Teatro Selectro
Cont Amigo.jpg

El sábado pasado, tuvo lugar el “Manso Indie” en el manso Teatro Selectro, con dos mansas bandas mendocinas: A Tu Luz y Mi Amigo Invencible. Fuimos y nos trajimos esta reseña. Para qué me invitan si saben como me pongo.  

En mi plan de quedarme por siempre en mi zona de confort, suelo elegir no hacer las coberturas de Mi Amigo Invencible cuando vienen a Mendoza porque quiero ir a relajarme, ver el show, no pensar en una nota, sólo… escuchar. Pero lo que viví el sábado me empujó para mojarme los pies en la inconformidad de estar viva.

 

Llegó la hora de la obviedad: en Mendoza hay mansos músicos. Quizás por esta razón al periodista Yumber Vera Rojas se le dio por etiquetar en un artículo periodístico, allá por el 2013, como “Manso Indie” a todos aquellos mansos tales como Las Luces Primeras, Pasado Verde, Mariana Paragüay, Mi Amigo Invencible, Usted Señálemelo, etc, etc, y más etc. Y como ustedes ya saben, de la etiqueta en un artículo al nombre de un ciclo musical hay un paso y medio, así fue cómo nació lo que se conoce como el ciclo “Manso Indie” que se suele tocar en Niceto. Pero esta vez, se tocó en Mendoza en el teatro Selectro con dos bandas vuela chapecas: A Tu Luz y Mi Amigo Invencible.

 

 

A Tu Luz, salú.

La banda compuesta por Horacio Campos (voz, letras, guitarra), Facundo Correa (letras, voz, guitarra, teclas, bajo, percusión), Juan Manuel Correa (letras, voz, guitarra, teclas, bajo), y Eduardo Cardozo (batería y percusión); es una delicia que lleva ya unos diez añitos macerándose en barrica de roble. En su haber tienen dos EP y “Disco de Invierno” (2017).

Subieron al escenario todos tímidos -“nerviosos” van a decir ellos más tarde-, frente a un Selectro lleno de gente y ansiedad; pero en cuanto salieron los primeros acordes… ahí te viste nervios.

 

 

No sé si fue la apariencia general de la banda, las notas de rock, lo flokie o el porro pero de a ratos me invadía la sensación de ver una banda inglesa. Tuve un tema favorito: La Calva. Es que sí, me volaron la cabeza. No sé si coincidirán conmigo las personas presentes, pero yo quiero otra copa de este vino. Que se abra la botella musical.

 

 

“Vénganse más cerca”

Aquellos que supieron encender algo para no apagarlo más, vinieron a la casa a ver si el fuego todavía estaba prendido. Y sí, lo estaba.

Los Mi Amigo Invencibles es una de las bandas menducas que ha pisado los escenarios del Festival Lollapalooza, también “teloneó” a Café Tacuba en el Gran Rex, cosechando elogios de las cafetas a mansalva. El sábado vinieron a la casa a ver, a vernos. Nos vimos dos veces, una en el Selectro, y otra en Flor de Feria en la Bodega Marqués; y en ambos toques pidieron los mismo: vénganse más cerca.
Andan girando por el interior del país, hicieron toques en Mendoza, San Juan, San Luis, y el sábado que viene (14 de julio) tocan en Córdoba. Salieron a caminar porque van a parar un ratito, se viene un nuevo disco con producción de Shaman Herrera y además han pasado más de diez años y como equipo se deben un “parate”, revisar, sentir, hablar, decidir y dudar en soledad.

 

 

Ahora viene la parte que tendría que contarte cómo estuvo el toque y bla bla blá… pues no me sale otra cosa que “estuvo animal”. No duramos ni dos temas en las butacas, bailamos, cantamos, nos olvidamos por algo así de dos horas de todo lo horrible que pasa en este mundo aunque también le cantamos a las injusticias. Si cabe el “comentario técnico” (che, que termine el mundial, me está arruinando) la incorporación de Pablo Di Nardo en teclados es un manjar musical. No sobra nada. El único invitado de la noche fue Leandro Pezutti, (voz y guitarra de Las Cosas Que Pasan) quien está pasando un mal momento: se fue a vivir con sus padres. Faltó el asado, ahí en el hall del teatro, y estábamos listEs.

 

No quiero irme de este desparpajo de reseña sin traer a la memoria el tema que el Mariano Dicesare le dedicó al Cebolla (alma mater, voz y trombón de “La Skandalosa Tripulación”) en el toque en Flor de Feria. Sonaron los acordes de “Nuestra Noche”: (…) el techo se está rompiendo. Nuestras plantas crecen lento. Pienso cuando seamos viejos. Y ahí fue esa ofrenda de música y amor para el Cebo.

 

Hacemos un repaso de los mansos que forman MAI: Pablo Di Nardo en teclados, Mariano Dicesare (voz y guitarra), Mariano Castro (voz), Nicolás Voloschín (voz y guitarra), Arturo Martín (batería), Leonardo Gudiño (percusión) y Juan Pablo Quatrini (bajo).

 

 

Que largo se hacen los “esperame” cuando te quema la piel, cuando se hacen invencibles las ganas, cuando hay que esperar lo que te gusta. Los esperamos, claro. Gracias por todo, perdón por tan poco.

 

 

      

Video Clip