Nota: Sebastián Franks   |  Foto: Martín Pravata
LA PERSA NARANJA MECÁNICA
06.11.2018 | Estadio Arena Maipú
Ciro2018-tapa04.jpg

La gira de Ciro y los Persas que presenta “Naranja Persa 2” (su último disco) pasó el sábado por el Arena Maipú y nosotros nos tomamos el jugo.

Cada tanto los productores de Mucha te tantean para ver cómo estás de ánimo y pluma. Los viejos tiempos y el oficio hacen difícil rechazar la invitación. En este caso la propuesta llegó para ir al recital de Ciro y Los Persas que tocaban en el Arena Maipú.

 

La última vez que saqué entrada para un recital de Los Piojos fue en el año 1999 y en aquélla ocasión fue una decepción total que marcó mi vínculo musical con la banda de Ciro Martínez. La producción, de aquél entonces, estafó a miles de personas que habían sacado su entrada y el recital nunca se realizó. Sus posteriores visitas a la provincia pasaron totalmente desapercibidas para mí hasta el último sábado. Casi 20 años después del frustrado recital, aquí voy de nuevo a encontrarme con la familia piojosa. Como dice la letra del tango de Carlos Gardel, “aunque no quise el regreso, siempre se vuelve al primer amor…”, con esa melancólica sensación encaré la tarea.

 

Alrededor de las 21 horas nos acercamos a las inmediaciones del Arena Maipú para intentar ingresar al estadio, labor más que estresante debido a la falta de comunicación entre la producción del show y la seguridad del complejo que carece de criterio para esta clase de eventos. Los que sí estuvieron afinados y con una buena logística, fueron los que se arrimaron a los distintos accesos del estadio a vender birra, había uno cada 10 metros; ideal para refrescar la garganta a un módico precio. Tras varias idas y venidas -y puteadas con los de seguridad- logramos entrar al estadio 40 minutos después.

 

Precintos en mano y un poco más calmados empezamos a registrar la previa del show, oportunidad que aprovechamos para transmitir en vivo a través de la fan page de MuchaMerd en transmiciones en vivo y mostrar el poder de convocatoria que aún poseen los Persas. Banderas, remeras y parafernalia piojosa pintaban las tribunas y el campo de un Arena que nunca se vio colmado pero que logró reunir a más de 3500 personas.

 

La banda de Andrés Ciro se hizo esperar, recién pasadas las 22.10hs el estadio bajó sus luces y encendió pantallas para recibir a los músicos; gritos, aplausos y chiflidos acompañaron la entrada desde el público. Los primeros acordes de Banda de Garage -con una rémora bien Stone- dio inicio a la actuación. Todo era show, lo que pasaba en el escenario y  el público que se transformó prácticamente un miembro más de la banda aportando coros, aplausos y sus propios cantos.

 

 

A nuestro fotógrafo Martin Pravata le permitieron sacar fotos (dentro del corralito) solamente durante los tres primeros temas, mientras que a los cronistas nos dejaron comprar birras toda la noche. Desde el campo el sonido es siempre un tema en el Arena: o muy fuerte o muy bajo o medio choto, nunca óptimo, subir a la platea y sentarse un rato nos da otra perspectiva, pero no mejora la audición.

 

 

Pasaron varios temas, algunos de la época de Los Piojos y otros de la etapa de los Persas pero no fue sino hasta el cuarto tema que llegó la presentación oficial de Ciro, agradeciendo la presencia del público y recordando que el toque formaba parte de la presentación de su último disco: Naranja Persa 2. La Intervención y saludo inicial sirvió de excusa para escuchar el primer corte difusión de ese disco: Prometeo, una suerte de crítica a la argentinidad y a los vaivenes políticos del país donde siempre sale el sol.

 

 

Una de las novedades en esta gira, y que no es un dato menor, es la participación de Julieta Rada -hija del Negro-, que no sólo participó de la grabación del disco, sino que formó parte durante toda la gira y que además de acompañar a Ciro en los coros y en la canción Por Cel (donde hacen un dúo), Julieta versiona una de las canciones famosas de su padre en clave soul-funk dando muestras de su potente voz.

 

 

La lista de temas que tuvo un hit tras otro y más de 20 canciones, lo que hizo que el show se extendiera hasta pasada la medianoche, dando lugar a varios intervalos, intervenciones e idas y vueltas entre Ciro y la gente. En una de ellas fue el voto del público el que definió cómo seguía el tracklist y en otras hubo chance para escuchar a cada uno de los músicos sacando chapa de su talento con sólos perfectamente acoplados.

 

¿Faltaron canciones? Uno siempre se queda con las ganas de escuchar ese temita que a uno tanto le gusta, sobre todo de los viejitos, ese de los primeros discos de Los Piojos, pero al final siempre terminás saltando y cantando. Panza llena, corazón contento y satisfecho de rock.

 

 

Mendoza fue el último punto en el interior del país antes del cierre esperado en el estadio de River Plate, donde estarán tocando a mediados de diciembre para cerrar con broche de oro la presentación de Naranja Persa 2.

Video Clip