Mucha Merd - Feed Fotografía http://www.muchamerd.com.ar Mucha Merd es Fotografía Sun, 18 Feb 2018 18:17:22 +0000 Sun, 18 Feb 2018 18:17:22 +0000 info@muchamerd.com.ar (Mucha Merd) Copyright 2010 Mucha Merd | Todos los derechos reservados <![CDATA[Para el amor no existe el color]]> 2017-12-16T00:00:00+00:00 http://www.muchamerd.com.ar/fotografia/fotografia_detalle.php?ID=144 http://www.muchamerd.com.ar/fotografia/fotografia_detalle.php?ID=144 Fotografía ¿Cuántas han sido las veces en las que el color de nuestra piel ha pretendido determinar nuestro camino? O más bien, ¿cuántas han sido las veces en las que otros han pretendido catalogarnos por el color de ésta? ¿Cuántas han sido las ocasiones en las que la raza de la que venimos se convierte en nuestra marca? Algunas “más caras” y de “mejor calidad” que otras. Unas que se “venden” bastante bien en el mundo y que muchos quieren poseer; mientras que otras “carecen de valor”. Son fantasías del mundo adulto que nunca logré comprender. Diferencias que se exaltan y se hacen evidentes pero no en el sentido que se merecen. Es cierto que somos diferentes; negarlo sería no querer ver. Creo que siempre lo noté pero para mí tenía un valor distinto.



Cuando conocí a mi hermana el color no tenía ningún significado. Tenía la piel un poco más oscura pero no veía la importancia en ello. Era su cabello el que me divertía cuando rebotaba de forma alegre al momento que lo tomaba entre mis dedos. Sus manos las que detenían las mías cuando me sentía sola. Su risa la que me acompañaba en los momentos más tristes y sus abrazos los que me daban calor durante las noches frías. Era ella la que me escuchaba y entendía como nadie más lo hacía. Ella había nacido en otro lado. No compartíamos ni una gota de la misma sangre. El líquido rojizo que corría por nuestras venas venía de continentes diferentes, pero a mí no me importaba. Lo que sí sabía es que era ella la que me protegía, la que me quería y la que me hacía compañía. Que cuando mi corazón se aceleraba el de ella también lo hacía. Que cuando el mío se partía de dolor el de ella también se rompía. Y que cuando el mío se detenía por el miedo, el de ella también se paralizaba. Sabía que si el suyo latía aceleradamente, el mío iba más rápido. Y sabía que los dos se unían para formar un latido más fuerte. Yo lo único que sabía es que ella era mi hermana mayor y mi mejor amiga.

 

 

Barely Different” es el proyecto fotográfico de Anna Christine Larson en el cual retrata a sus dos hijas para demostrar que el amor no conoce razas y no tiene zonas fronterizas. Para Anna, quien tiene tres hijos, dos biológicos y una más que adoptó de Etiopía, adoptar ha sido una gran experiencia de la que ha aprendido mucho y que le ha traído muchas cosas buenas a su familia.

 

En las series se ha enfocado en sus dos hijas: Semenesh y Haven, de tres años y medio y uno y medio respectivamente. Con la ayuda de la lente ha podido transmitir el amor que se tienen entre ambas y la conexión que existe entre ellas a pesar de tener madres biológicas distintas.

 

El enfoque de su trabajo va orientado hacia ver las similitudes entre sus hijas, más que las diferencias físicas. Es por las posturas, las miradas y la compañía que hay entre ellas que se puede ver un fuerte lazo entre ambas.

 

 

La serie la tituló “Barely Different” porque quería que otros vieran cómo el color de piel no tiene nada que ver con las conexiones humanas.

 

“Dos almas nacidas en lados opuestos del mundo, se acercaron a través de la adopción, y su lazo es enorme por la unidad. Ha abierto mis ojos hacia el potencial que tenemos para amar y aceptarnos como hermanos y hermanas, tal como ellas lo hacen”.

]]>
<![CDATA[Foto a foto con Gustavo Parra]]> 2017-11-09T00:00:00+00:00 http://www.muchamerd.com.ar/fotografia/fotografia_detalle.php?ID=149 http://www.muchamerd.com.ar/fotografia/fotografia_detalle.php?ID=149 Fotografía Gustavo Parra es fotógrafo desde hace 25 años. Trabajó en diferentes medios de comunicación de Mendoza, se desempeño como jefe de fotografía de Diario Uno durante 13 años y paralelamente trabajó en su estudio Manganelli – Parra, realizando fotografía publicitaria hasta la actualidad.
 
Parra ha realizado numerosas muestras individuales y colectivas, destacándose en la fotografía de autor o personal. Aquí les dejamos una selección de sus mejores fotografías
]]>
<![CDATA[Un valle pa’ flipar]]> 2017-10-17T00:00:00+00:00 http://www.muchamerd.com.ar/fotografia/fotografia_detalle.php?ID=148 http://www.muchamerd.com.ar/fotografia/fotografia_detalle.php?ID=148 Fotografía MuchaMerd, a través del ojo fotográfico de Cultura Rutera, su brazo viajero, te acerca una galería fotográfica para que te deleites con este paraíso colombiano.

 

El Valle de Cocora, bautizado así por el cacique Acaime en honor a su hija, la Princesa Quimbaya, es el Disney de los amantes del olorcito a verde, el cantar de los pajaritos y la naturaleza en su máxima expresión. Este lugar, repleto de palmas de cera (árbol nacional colombiano), que alcanzan hasta los 60 metros de altura, te incita a entrar en un trance de baba y ensueño difícil de poder explicar. No sólo es digno de destacar el valle de palmas, sino también, el bosque húmedo que lo rodea con sus cascadas y una biodiversidad de flora y fauna inigualable. El orgasmo visual finaliza en “la casa de los colibríes”, donde podés encontrarte con decenas de ellos dispuestos a tomar el chocolate caliente de tu propia taza, y así terminar de confirmar, que la vida está ahí, en cada partícula de este mágico lugar.

]]>
<![CDATA[Cosecha de uva]]> 2017-10-12T00:00:00+00:00 http://www.muchamerd.com.ar/fotografia/fotografia_detalle.php?ID=93 http://www.muchamerd.com.ar/fotografia/fotografia_detalle.php?ID=93 Fotografía Qué mejor que el blanco y negro para retratar a los hacedores de la cosecha. Porque en definitiva cosecha es tiempo y espera. Nostalgia, espíritus de tierra que, detenidos en las horas otoñales, ven pasar las estaciones con la misma ilusión del marinero. El Reportero gráfico Andrés Larrovere, retrata en esta sesión fotográfica, la magia de la cosecha mendocina optando por el no color y los primeros planos para indagar la intensidad de un oficio donde las manos y la mirada hablan más que el mismo rito. La poca profundidad de campo y el uso de ángulos varios hacen de esta entrega una verdadera poesia de la imagen.

]]>
<![CDATA["El Invisible" por Lara Zankoul]]> 2016-08-16T00:00:00+00:00 http://www.muchamerd.com.ar/fotografia/fotografia_detalle.php?ID=158 http://www.muchamerd.com.ar/fotografia/fotografia_detalle.php?ID=158 Fotografía En su serie "The Unseen", la fotógrafa libanesa Lara Zankoul fuerza los límites de la fotografía surrealista a través de sus escenarios construidos a tamaño natural.

 

Unicamente mediante el uso de su cámara y sin manipulación digital, Zankoul crea imágenes oníricas en las que utiliza el agua para describir las características contrapuestas de los personajes que retrata.

 

Cada imagen capta una emoción humana diferente y las perspectivas de confrontación que pueden existir. Zankoul invita al espectador a investigar cada imagen y tratar de determinar qué mitad tiene más elementos de verdad.

 

 

Texto de Canbra Hodsdon.

]]>