Nota: Bere Martínez   |  Foto: Secretaría de Cultura
¿Qué recuerdos vamos a escribir?
30.07.2017 | Espacio Cultural Julio Le Parc
Salvia-3.jpg

“La Savia” obra producida por el Teatro Cervantes, con la magnífica interpretación de Mirta Busnelli, Contanza Herrera y Agustín García Moreno se presentó, tras hacerse esperar, en el Le Parc.

En mi opinión, actor de TV puede ser cualquier persona que tenga carisma, pero para actuar en escenario se requiere estudio. Los buenos actores son los que pasan de la pantalla al teatro sin dificultad y mostrando facetas diferentes. Sin duda Mirta Brusnelli es una de éstas. Su papel el protagónico, encarnando a Elsa, en esta obra que que el Teatro Cervantes sacó de gira por el país. Bajo la dirección y dramaturgia de Ignacio Sanchez Mestre se presentó este fin de semana “La Savia” en Mendoza. 
 
En su jardín, Elsa, abrumada por los años y la soledad comienza a escribir sus recuerdos en un cuaderno para no olvidarlos. Divaga por ellos y los hace reales. Plasma sus momentos felices, los que no lo fueron, sus anhelos, su familia. Le gusta cuidar su plantas y juntarse con gente más joven ¿Será porque estas dos las necesitan?
 
Las intervenciones de Mariel (su empleada) y El Chino (su vecino) termian de completar la historia de Elsa. El Chino, está atravesando por un momento de mucha confusión en su vida. En el que la ansiedad lo carcome. Mariel sufre por amor y desahoga sus penas en un karaoke. Ellos sacan a la luz otra Elsa, quien a su vez les ensaña de la vida, del amor y los libros; los corrige y desafía. Yo me pregunto, ellos cuando tengan la edad de Elsa ¿Qué recuerdos podrán escribir?
 
En el mundo de lo intantáneo, lo vertiginoso y voraz, los jóvenes no nos aguantamos la ansiedad, ya sea en nuestras relaciones, en nuestros proyectos. No podemos esperar ni siquiera que el microondas caliente una taza de café, ni esperar que alguien nos responda un mensaje. Buscamos aprovechar el tiempo al máximo pero ¿Qué tantas experiencias seremos capaces de plasmar en nuestra hoja de vida? ¿Qué habremos aprendido? ¿Qué  podremos enseñar? ¿Qué hablaríamos del amor? ¿Cuántas veces triunfamos? ¿Nos atreveremos a contar nuestras derrotas? ¿Seremos protagonistas de nuestras historias? o ¿Nos conformamos con sólo escribir un par de renglones y el resto verlo por la vidriera?
 
En el jardín de Elsa podremos encontrar cualquier tipo de plantas, excepto cactus. Su planta adorada era la que llamaba “La loca” con raíces aéreas, capaz de cambiarla de lugar y seguir creciendo. ¿Quien es capaz de seguir creciendo aunque no esté en su lugar? Elsa, marca este desafío en su texto, en una vida rutinaria y tranquila hubieron sucesos que la dieron vuelta. Su batalla, su victoria o su derrota sólo te lo cuenta ella.
 

Alternative content