Nota: Sol Romero   |  Foto: Prensa Anagnórisis
De la ignorancia a la verdad
17.08.2017 | Nave Cultural
Anagnórisis-3.jpg

De les hacedores de la elogiada “Relato en fiel simetría”, llegó a la Nave Cultural “Anagnórisis”, una obra de teatro físico hiper flashera que sigue afirmando el hecho que en Mendoza la línea entre el teatro y la danza se va desdibujando cada vez más y nos encanta.

¿Qué es el teatro físico? ¿Existe un teatro no físico? En todas las obras en realidad es el cuerpo de la actriz o el actor el que, junto con otras herramientas, comunican el relato ficcional. Sin embargo, el llamado “teatro físico” se define como aquel en el cual se destaca el lenguaje corporal como principal motor de la dramatugia por sobre el texto y la narratividad. Un claro ejemplo de esto es “Anagnórisis”, la mágica propuesta que llevan al escenario Luisa Ginevro, Sol Gorosterrazú y Santiago Borremans.

 

Ir con mucha expectativa a un espectáculo creo que nunca es bueno, pero a veces resulta inevitable. Las chicas – Sol y Luisa – venían de la maravillosa “Relato en fiel simetría”, una obra imperdible que critica los absurdos estándares de belleza a los que son sometidos las mujeres hasta llegar al ridículo. Me encontré con estas mujeres en el mismo escenario de la Nave Cultural y con una propuesta casi tan buena como Relato: mágica, audaz, con un manejo justo de la estética, un flash.

 

El argumento de esta obra es difícil de determinar, difícil de establecer un conflicto y un desenlace. Una de las mayores virtudes del espectáculo es el hecho de que cada une puede construir el relato en su cabeza. La interpretación de lo que le sucede a esos cuerpos arriba del escenario es libre y a mí me llevó a pensar en una magia oscura, una angustia femenina real y el florecimiento de una mujer que surge de una especie de simbiosis entre un pasado y un presente abrumador que por su fortaleza interna puede y podrá superar.

 

Las actrices se mueven de tal manera que parecen hologramas proyectados arriba del escenario y rodeados de una mística ilusionista que te hacen dudar de la realidad corpórea que estás viendo. Es una obra para ver con paciencia y disfrutar del impacto que transmiten esos cuerpos desnudos que con cada movimiento escriben el guión ausente de palabras que tiene la obra.

 

Cuando estaba súper inmersa en el clima que genera el espectáculo, la obra terminó y sentí la frustración del gusto a poco. Pero luego me di cuenta que quizás la mecha estaba ahí, en esos 40 minutos condensados entre misterio y destreza física. 

 

Con una belleza estética y poética justa, Anagnórisis es una obra para contemplar cómo la danza y la dramaturgia pueden agarrarse de la mano y llevarse bárbaro.

 

Ficha técnica
 
Dirección e interpretación: Sol Gorosterrazú / Luisa Ginevro
Asistencia de Dirección: Santiago Borremans
Música original: Gabriel Oros
Diseño: Rodrigo Jofré
Prensa: Fernanda Trombetta