Nota: Bere Martínez   |  Foto: Prensa Cultura
Un vestido y dos amores
01.06.2017 |
Nada-Amor-2.jpg
“Nada del amor me produce envidia”, una obra premia que participó en varios festivales como el Festival Internacional de Buenos Aires, Festival Internacional de Teatro Mercosur y Festival de Teatro de Cádiz, estuvo en La Fiesta Nacional del Teatro y Mucha Merd, estuvo ahí.
Desde sus primero pasos allá por el año 2007, María Merlino encarna el papel de una costurera de barrio atrapada en una gran disyuntiva. Sus costuras, y su mundo, toman forma en una habitación a la que ella llama “el pequeño cielo de las costureras”. Allí confecciona vestidos y se deja llevar por la música. “Si yo encontrara un alma como la mía, cuántas cosas secretas le contaría”, canta Melino -imitando a Libertad Lamarque - para un maniquí como único público, que es a la vez, escucha muda de sus penas de amor.
 
 
La obra hace un anclaje directo al mito argentino que data del 1945, en el que Eva Duarte de Perón, durante el rodaje de “La Cabalgata del Circo” de Hugo del Carril, le pega una cachetada a la cantante Libertad Lamarque. Se dice que la disputa tenía fundamentos en los celos de la ex primera dama, por la admiración que sentía J. D. Perón hacia la artista. Es en ese contexto, es que el personaje de Melindo tiene que decidir a quién entregarle el vestido que ella había confeccionado, ya que Eva y Libertad, acudieron por la misma prenda.  
 
 
Santiago Loza, es el dramaturgo que toma como disparador aquél mito – negado, por otro parte, hasta el cansancio por la misma Libertad Lamarque-, para contar la historia de esta costurera de barrio. Haciendo que una obra de teatro sea, una vez más, espejo de nuestras propias dualidades, contradicciones y escasa visión reflexiva a la hora de pensar la política y la democracia en Argentina. Además de esto, Loza ha sabido manejar la tensión textual de tal manera que el final es un “sacudón” en todos los sentidos.
 
 
Por su parte, María lleva el unipersonal sin dejar caer al espectador en el aburrimiento, convidándonos de historia, de música y compartiendo protagonismo con La Novia de América y Evita. En este aspecto, aplaudimos la labor de Diego Lerman, dirección y puesta en escena de esta obra premiada tanto a nivel nacional como internacional. Es de destacar la escenografía, realizada por Flor De Un Día, quién acompaña cada matiz de la obra.
 
 
Ficha técnica: Nada del amor me produce envidia
Autoría: Santiago Loza
Actúa: María Merlino
Escenografía: Flor de un día
Iluminación: Fernanda Balcells
Música: Sandra Baylac
Vestuario: Valentina Bari
Asistencia de Sala: Julián Gomez
Producción: Flor de un dia
Puesta en Escena y dirección: Diego Lerman

Alternative content