Nota: Bere Martínez   |  Foto: Retro Swing
El desafío de hacer teatro siendo principiante
20.06.2017 | La Nave Universitaria (Maza 210, Ciudad)
Retro-Con.jpg
Retro Swing es el nombre de la obra que lleva adelante este joven elenco en la Nave Universitaria (Maza 210, Ciudad). Próxima función 23 de junio a las 22 hs. 
 
Retro swing calienta motores para dar comienzo a su primer temporada. La obra escrita e ideada por los mismos actores, refleja como ellos se divierten sobre las tablas con el fin de crear un espectáculo que reúna diferentes estilos y géneros cuyo corte principal sea el humor.
 
 
En una atmósfera de jazz y whisky, la obra viaja por diferentes relatos de temáticas universales como la amistad y el amor. Llenos de entusiasmo por mostrar todo lo que saben, los artistas divagan entre las temáticas utilizando muchos recursos diferentes que, a fin de cuentas, no logran profundizar en ninguno y queda todo a mitad de desarrollo. 
 
 
El “lounge” en donde trascurre la obra (“lounge” entendido como concepto que engloba música, comodidad, frescura, jazz y swing. Acuñado en los años 50); es lo único que sostiene la impronta retro del espectáculo. Las charlas, y el resto de la acción teatral, se puede desencadenar tranquilamente en cualquier bar actual o en el living de una casa.  
 
Daisy (Agustina González) es la mujer del trío, una sensual joven que era la intermediaria entre los enfrentamientos que planteaban sus compañeros. Pero para ser la joven sensual de la época le faltó osadía, escote y maquillaje. Ricky (AdriánEspasandin) y Tommy (Flavio Pichón Villalobos), dos personajes con diferencias muy marcadas y con grandes personalidades que deben seguir estudiando. 
 
 
 
La intimidad que brindan los escenarios de la Nave Universitaria a veces asusta. No es fácil manejar en escena las propias energías estando tan cerca del público. Y se notó. El trío jugó mucho con la pantomima y el acercamiento a la gente. Lo que era una obra de viernes por la noche, por momentos parecía un infantil con muchos cliché y escenas predecibles.
 
 
La falta como motor
 
 
El teatro en Mendoza es rudo, los actores se autofinancian y son ellos mismos los que se encargan del vestuario, maquillaje, técnica, puesta en escena, producción y demás. Se trata de trabajar en un abanico que va desde ocuparse de cuestiones como que el telón esté bien puesto, hasta aprehender una coreografía digna de bailar y tener un vocabulario rico para sorprender al público. 
 
 
El teatro mendocino tiene el talento y las fuerza necesario para crecer y es tarea de todos que lo haga. Empezando por los artista a la hora de capacitarse, ensayar incansablemente y no quedarse con lo aprehendido en una clase de la facultad; como del público de apoyarlo y ver nuestro teatro. 
 
Ficha técnica.
 
Obra: *Retro Swing*
 
Elenco: Flavio Pichón Villalobos, Adrián Espasandin y Agustina González. 
 
Funciones: 23 de junio, a las 22 hs.
 
Lugar: Nave Universitaria (Maza 210, Ciudad).
 
Entradas: $100. En boletería de Nave Universitaria.
 
 
 

Alternative content