0--Un-amigo-para-siempre.jpg
Nota: Alejandro Frias  
Las alas del amor y la libertad
21.11.2012 |

 

“Un amigo para siempre”, de Marina Colasanti, una bellísima metáfora para los más chiquitos.

 

Luandino Vieira nació en Portugal, pero se nacionalizó angoleño para poder luchar junto a los movimientos independentistas de ese país africano, y por eso fue apresado. Durante el encierro vivió una historia maravillosa, de la cual nace “Un amigo para siempre” (editorial Calibroscopio), de Marina Colasanti con ilustraciones de Rodrigo Folgueira.

 

Condenado como preso político, Vieira era considerado peligroso, por eso sólo lo dejaban salir de su celda poco tiempo. En esos escasos recreos al aire libre pudo hacerse de la confianza de un pájaro al que comenzó a convidarle migas. De esta anécdota Colasanti crea un relato bellísimo para niños, que con las ilustraciones de Folgueira toma la forma de un libro álbum del que los niños se sentirán parte, tanto por la simpleza y la belleza de la trama como por las imágenes que la acompañan, plenas de texturas y en las que las formas se mezclan como en un sueño, como en la distancia.

 

Regalarle “Un amigo para siempre” a un niño es mucho más que entregarle una buena historia, también es darle una llave de las tantas que abren la puerta hacia la libertad.