Inquilo1.jpg
Nota: Alejandro Frias  
Vuelve la belleza de la poesía de Ricardo Tudela
25.06.2013 |

Ediciones Culturales acaba de reeditar “El inquilino de la soledad”, uno de los textos fundamentales de nuestra poesía.

Ediciones Culturales, del Ministerio de Cultura de la Provincia, lanzó “El inquilino del a soledad”, de Ricardo Tudela, título con el cual inaugura la colección Serie Dorada.

 

Publicado por primera vez en 1929, “El inquilino de la soledad” es una obra fundamental en la literatura mendocina, especialmente por su familiaridad transoceánica con la Generación de 27.

 

La última vez que se publicó este título de Tudela fue en 1964, por lo que la presente edición tiene un especial significado, tanto por la recuperación de libros que marcaron hitos como por la mismísima belleza de la lírica de un poeta insignia de estas tierras.

 

“Soy un marinero que vigila sin estar de guardia”, dice Tudela en su poema “Miserere para un alma que no duerme”, y a través de sus textos uno descubre esa vigilia que el poeta tuvo para mirar a su alrededor, para pintar en letras los paisajes y las almas.

 

Nacido en 1893, Tudela creció con un siglo necesitado de belleza, y ahí estuvo su mirada para penetrar en el alma de las cosas, en el espíritu de la tierra, y engalanar hasta el dolor.

 

“Lo sé. Debemos navegar para que la vida no te desmienta”, dice el poeta en el mismo texto ya citado, y más adelante, en “El mirador de la colina”, agrega: “Ese hombre que cae es parte del hombre tuyo que no ha caído todavía”, en su permanente cuestionamiento de la razón de la vida.

 

Desde el Ministerio de Cultura comunicaron que la Serie Dorada continuará con título de Benito Marianetti, Ángel Bustelo, Juan Draghi Lucero y Americo Calí, además de nuevas expresiones literarias de la región. Esperemos que así sea y que la colección de nuevas voces literarias que se publique no se restrinja a un rejunte de amistades.